¿Por qué Nairo ganó la Vuelta a Asturias? Cinco conclusiones

Nairo Quintana consiguió este domingo el título de la Vuelta a Asturias, tras haber ganado en el 2017 por el positivo en el conteo al dopaje de Raúl Alarcón. Estas fueron las claves de su victoria del 2021.

1. Nairo era el corredor a batir, la gran estrella y lo hizo valer. Ganó la primera etapa en un golpe de autoridad, se apoderó del liderato y puso a trabajar a su equipo en el control.

Cuando le tocó a él defenderse lo hizo para asegurar la victoria respondiendo al favoritismo, como le pasó en la última etapa, en la subida al alto del Naranco, fue atacado, pero respondió y neutralizó a sus rivales más temidos. 

Le puede interesar: (Las razones por las que Millonarios es semifinalista de la Liga)

2. El recorrido le favorecía. Durante los tres días de competencia la montaña predominó y el colombiano tomó el mando de la general en la primera jornada, en la que distanció a sus rivales por más de 30 segundos, que no fue un tiempo considerable, pero sí el ideal para mantener esa diferencia en los dos días siguientes.

Casi todos los finales tenían altos cerca de la meta y el del domingo terminaba en premio de montaña, como anillo al dedo para el campeón, que supo manejar las diferencias con sus rivales. 

3. Quintana hizo valer su condiciones
y su estado de forma, que si bien no es el ideal para la competencia, pues viene de una operación de rodillas, sí le sirvió para defenderse en los ascensos y atacar en los momentos precisos.

Ya cuenta con cuatro top 10, una victoria de etapa y un título, tras un arranque de temporada en el que disputado siete carreras. Se encontró en el punto ideal para ganar.

Su gran objetivo en el Tour de Francia, carrera en la que tratará de hacer lo mejor posible, pelear un ‘top’ cinco y ganar una etapa. 

Nairo Quintana

Nairo Quintana, ganador en Asturias.

4. El control de carrera fue acertado. Siempre se ha criticado que el Arkea no es un equipo fuerte, pero esta vez hizo su trabajo en los primeros kilómetros de las etapas, controlando, dejando ir en fuga a corredores que no amenazaban la general.

Cuando llegaron los momentos decisivos contó con Nairo, un líder que echó mano de su experiencia y cabeza fría en momentos complicados para resolver a su favor las circunstancias de carrera.

5. El lote de rivales no era fuerte. No tenía al frente a los Primoz Roglic, Tadej Pogacar, por nombrar solo a dos, pero él no tiene la culpa de eso y aunque eso cuenta para saber a quién se le ganó, pues la estadística dirá que Nairo fue el campeón, título que no se le puede quitar porque al frente no tuvo a los más grandes del pelotón.

Lo bueno fue que respondió, que a pesar de poco peso del grupo rindió, ganó, y tras un año largo volvió a subir a lo más alto del podio por una camiseta de campeón, algo que le da confianza para lo que viene. 

Le puede interesar: (Sebastián Viera les pone alas a sus récords con el Junior)

Lisandro Rengifo
Redactor de deportes
@lisandrosbel

No te quedes solo con esta información.
Lee, explora y profundiza más.
¡Suscríbete ya!

COP $ 900 / MES *