Nacional y Santa Fe, paso adelante para Colombia en las Copas

Atlético Nacional y Santa Fe sacaron la cara por Colombia en el arranque de la fase de grupos en las Copas internacionales. Los verdolagas vencieron en casa a la Universidad Católica (2-0), y los cardenales se llevaron un punto de oro en su visita al Junior (1-1).

Al mal paso del equipo costeño se suman la grave derrota del América (en el mismo torneo), y las caídas de La Equidad y Tolima (en la Sudamericana), de visitantes.

(Le puede interesar: Con estos golazos Nacional venció a la Universidad Católica)

Las Copas recién comienzan, al menos en sus fases interesantes, pero las alarmas deben estar disparadas de entrada si lo que se quiere es evitar otro papelón como el de los últimos años a nivel internacional. Es que ya viene siendo costumbre que los equipos colombianos defrauden en los torneos continentales.

En 2020 fue un totazo con Junior, América y Medellín, que dijeron adiós en fase de grupos de la Copa Libertadores. Y Tolima, que ni siquiera alcanzó a llegar ahí. Esos resultados nefastos fueron una prolongación de los tropiezos del 2019, cuando ninguno llegó a la fase de octavos, esa que se está convirtiendo en zona prohibida, inaccesible para los colombianos.

En la Copa Sudamericana, el panorama no ha sido mejor. Junior llegó el año pasado hasta los cuartos, y afuera. Los mejores antecedentes para Colombia se remontan a la final perdida por el equipo barranquillero en la Sudamericana en 2018 y el título de Nacional en la Libertadores de 2016.

Una gran dificultad este año es que los equipos tendrán que estirar sus nóminas para pelear en dos frentes, Liga y Copa. Difícilmente podrán asumir esa doble pelea, pues los seis clubes que están en los torneos internacionales también están en cuartos de la liga.

Buenas y malas

El panorama mejoró con la victoria sólida de Atlético Nacional. Tenía la misma obligación del América y no falló, venció bien a la Universidad Católica, 2-0, con goles del ‘Rifle’ Andrade y Jefferson Duque, en Pereira. Nacional demostró esa jerarquía que se necesita si se quiere aspirar a algo grande en la Copa Libertadores. Mostró sus cartas y empieza a pelear de entrada con Argentinos Juniors, que venció por el mismo marcador a Nacional de Uruguay.

(Lea además: Los memes sobre la tercera camiseta de Santa Fe)

Santa Fe

Kelvon Osorio anotó el gol cardenal.

Santa Fe también hizo un gran negocio al llevarse un empate de Barranquilla. Comenzó perdiendo con gol de Freddy Hinestroza, pero logró rápidamente la igualdad, con penalti anotado por Kelvon Osorio. El equipo cardenal, que perdió por expulsión a Carlos Arboleda, jugó de frente y al final aguantó el resultado. En el mismo grupo, Fluminense y River empataron 1-1.

El problema le quedó al América. Su derrota contra Cerro Porteño, 0-2, es una mala señal, con lo difícil que es recuperar puntos por fuera. Menos mal que La Guaira y Atlético Mineiro empataron y dejaron el grupo sin grandes diferencias.

El problema de América es que su lucha principal es contra Mineiro y Cerro, porque pasan dos, y ya cedió en casa contra un rival directo. El técnico Juan Cruz Realdijo que su equipo mereció la victoria, pero sus declaraciones no convencieron a nadie. “Por como se dio todo, la derrota no fue justa…”, dijo. Su frase avivó el mar de críticas que recibió. Perder de local en el arranque preocupa.

En la Copa Sudamericana, el panorama también es adverso y el balance es malo de arranque. A La Equidad y al Tolima les tocó sufrir derrotas en Brasil. Bragantino despachó a los de Ibagué, 2-1, y Gremio venció al cuadro bogotano, 2-1.

Ambos dieron batalla, lograron descontar, pero esas derrotas pesan, sobre todo porque en sus respectivos grupos ganaron los otros visitantes. Tolima comparte grupo con Emelec, que venció a Talleres en Argentina; La Equidad, con Lanús, que superó a Aragua en Venezuela.

PABLO ROMERO
Redactor de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Lo invitamos a leer además

¿Se bajaría Argentina de hacer la Copa América? Esto dice Colombia

Barcelona cumple, gana y sigue al acecho del Atlético

Atalanta perdió la opción de llegar al segundo lugar en la Serie A