Millonarios sigue firme: sacó al último campeón

Millonarios se metió a las semifinales de la Liga en un partido que trabajó más en la defensa que otra cosa. América entregó el trono de campeón que tenía en las dos últimas ligas, en medio de errores y de decisiones equivocadas en la cancha, en el banco y en la parte directiva en la última semana.

América, que era el de la mayor necesidad por haber perdido el primer partido en Cali, la semana pasada (1-2), salió a meter a Millonarios en su área en los primeros 15 minutos. Pero ese dominio no se tradujo en muchas oportunidades de gol. La más clara, un doble cabezazo en el área, tras un cobro de tiro de esquina, que Jerson
Malagón no pudo rematar bien y permitió el lucimiento del portero Christian Vargas. 

(Lea también: Esta es la decisión sobre el partido Cali vs. Tolima)

América, como en casi toda la campaña, con Juan Cruz Real y ahora con Jersson González como encargado, sufrió porque adelante no tiene efectividad, un problema que viene desde comienzos de año, con la marcha de Michael Rangel, y acentuado en las últimas jornadas con la lesión de Adrián Ramos. Al peruano Aldaír Rodríguez se le abonaba la movilidad, pero no tuvo remates de peligro. 

Millonarios no se veía cómodo, ni por el planteamiento de su rival, ni con la cancha, ni con el clima. Pero poco a poco, a punta de orden, fue apagando el ímpetu del América hasta lograr, al menos, equilibrar el juego, pero también sin crear opciones de gol. Si a América le faltaba Ramos, a Millos le faltaban la picardía de Émerson Rodríguez y el orden de Mackalister Silva. 

En la segunda etapa, Millonarios se vio mucho mejor y ya comenzó a poner a trabajar al portero Joel Graterol. Y pudo haber liquidado la serie con un pase fenomenal de Daniel Ruiz para Cristian Arango, que la tuvo mano a mano con el arquero venezolano, que atajó el remate y puso sus fichas para ser figura del partido. 

En el remate del partido, Millonarios terminó defendiendo muy atrás, pero Gamero le apostó, como hizo en el clásico contra Santa Fe, a refrescar el ataque en los últimos minutos, con la entrada de Jáder Valencia y Ricardo Márquez por Arango y Fernando Uribe, además de reforzar la zaga con Breiner Paz en lugar de Daniel Ruiz. La apuesta, replegarse en su campo y buscar un contraataque. 

(En otras noticias: Nairo, cerca del título en la Vuelta a Asturias)

Al América le faltó cabeza fría, tanto en la cancha como en el banco. González llenó de delanteros sin gol este año (Cambindo, Jhoao Rodríguez), sin nadie que les llevara la pelota, porque no tenía a Yesus Cabrera y sacó a Luis Sánchez y a Duván Vergara…

Millonarios pareció sufrir más de lo que realmente pasó. Sacó al campeón y se instaló en semifinales. Ahora espera por Junior o Santa Fe. Esa es otra historia. 

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
@josasc