‘Me arrepiento de no haberlo pateado más fuerte’: Eric Cantona

Muchos simpatizantes del fútbol recuerdan el 25 de enero de 1995 por un tema que va mucho más allá de lo deportivo. De hecho, se desplazó hasta el plano judicial.

Ese día, durante un partido entre Manchester United y el Crystal Palace, encuentro por la fecha 25 de la Premier League, ocurrió un suceso que marcó el temperamento de un jugador: Eric Cantona, en ese entonces vistiendo los colores rojos del United, le propinó una patada a un hincha que lo había insultado por una falta cometida apenas instantes antes.

(Lea también: El exfutbolista francés que ahora triunfa como actor)

La falta de Cantona al jugador del Palace tuvo la intensidad suficiente como para que aquel viera la tarjeta roja directa.

Mientras el expulsado salía del campo escuchó, de entre la multitud, el insulto de uno de los hinchas del Palace. Matthew Simmons descendió varios escalones de la grada mientras vociferaba improperios en contra del jugador francés.

Cantona se acercó y le lanzó un par de patadas a Simmons.

FANDELFUTBOL CATONA LE DA UNA PATADA A UN HOOLIGANFANDELFUTBOL CATONA LE DA UNA PATADA A UN HOOLIGAN.

Golpes de jugadores a hinchas

Momento de la patada voladora de Cantona

Foto:

YouTube

Esta agresión le valió a Cantona una suspensión de nueve meses, se le quitó la capitanía de la selección de Francia y, por poco, tiene que pagar dos semanas de prisión. Se libró de la cárcel intercambiando la condena penitenciaria por 120 horas de servicio comunitario.

En los estrados a Cantona se le impuso una multa de 30 mil dólares. El agredido Simmons se convirtió en un rostro ‘de luces y sombras’: durante mucho tiempo fue tildado como ‘el que hizo enfadar a Cantona’, lo cual, según contó a diversos medios ingleses, le costó varios empleos.

¿El tiempo hizo reflexionar a Cantona? Es probable que no. Es más: día de hoy es poco lo que se puede tildar de arrepentimiento u ofrecimiento de disculpas en torno al suceso.

Jugadores que agreden a hinchas 3

Eric Cantona durante su época como jugador.

Cada vez que Cantona habla de la patada aprovecha para enviar uno que otro ‘pullazo’. En esta ocasión lo hizo en el documental ‘The United Way’, un metraje que explora la historia del Manchester United y en el cual, por supuesto, no podía faltar ese vergonzoso momento.

(Le puede interesar: 20 anécdotas increíbles de la historia de los Mundiales)

‘A veces uno es frágil’

En ‘The United Way’ Cantona exploró el episodio de la patada. “Fui insultado miles de veces y nunca reaccioné, pero a veces uno es frágil”, puntualizó.

¿Tiene al menos un mínimo cargo de conciencia? Lo dijo muy claro: “Solo me arrepiento de no haberle pateado aún más fuerte

“Fui sancionado sin jugar nueve meses. Me usaron para dar ejemplo”, afirmó.

Además de ello, Cantona exploró las reacciones posteriores y las ‘dificultades’ que empezó a tener con la prensa y los aficionados tras su acción violenta. Aprovechó el momento y resaltó las virtudes de Sir Alex Ferguson, legendario entrenador de los ‘Red Devils’, para enfrentar la situación.

Sir Alex supo encontrar las palabras correctas. Me quiso y me respetó siempre. Como un padre (…) Otros me hubieran despedido. Esa es la diferencia entre el United y los demás”, dijo.

(Puede leer: La sexual comparación navideña de Éric Cantona)

Eric Cantona fútbol playa

En 2005, Eric Cantona ganó un torneo de fútbol playa.

La carrera de Cantona dio su ‘pistoletazo inicial’ en los primeros años de la década de los 80. Jugó en clubes como el Auxerre, el Olympique de Marsella, Montpellier (Francia), Leeds United y Manchester United (Inglaterra).

Su súbito retiro del mundo de fútbol, el 18 de mayo de 1997, sorprendió a muchos.

En ‘The United Way’ Ole Gunnar Solskjær, actual director técnico del Manchester United y quien fue compañero de Cantona, habló en torno a ese retiro. “Cuando acabó la temporada, alquiló un restaurante para mí y para Jordi Cruyff para ir con él y nuestras familias. Pasamos una gran noche, celebrando que habíamos ganado la Liga. Dos días después escuché en la radio que se había retirado”.

Nunca nos dijo ni una palabra. Estuvimos de fiesta hasta las cuatro de la mañana y nos fuimos a casa. Ni una palabra. Así era Eric”, concluyó.

Los proyectos de Cantona no se limitaron al fútbol. Trabajo en cargos deportivos del balompié e, incluso, incursionó en la escena cinematográfica. Se le recuerda, principalmente, por encarnarse a sí mismo en la cinta ‘Buscando a Eric’ (2009).

(Le contamos: ¡Se les salió la cadena! Las veces que un jugador golpeó a un hincha)

Tendencias EL TIEMPO