Las claves del éxito de La Equidad en la Liga

Lo hecho por La Equidad puede ser sorpresa, pero no coincidencia. En más de una ocasión, el equipo que hoy dirige Alexis García les ha metido sustos a otros equipos con más historia y tradición. El año pasado eliminó al Deportivo Cali en cuartos de final y estuvo a cuatro minutos de llevar a Santa Fe al desempate desde el punto penalti en las semifinales, hasta que apareció el gol de Patricio Cucchi.

Ahora, La Equidad dio un nuevo golpe, al dejar por fuera al que, para muchos, era el gran favorito para salir campeón, Atlético Nacional. Y lo hizo con argumentos, atacándolo, e incluso le pudo ganar el partido de vuelta, en Medellín, tras haberse impuesto en la ida 1-0 en Techo. Y, además, sigue en la pelea en la Copa Suramericana, en la que el jueves enfrentará a Lanús, de Argentina, en el estadio Centenario, de Armenia.

(Lea también: ‘Yo no quería ir a la Vuelta a España de 1987’: ‘Lucho’ Herrera)

Mucha gente se quedó con la imagen de que La Equidad es un equipo defensivo, por la forma como en muchas ocasiones alcanzó sus logros. Y si bien es el mismo técnico de esa época, la idea ha cambiado. A Alexis García le molesta el tema.

“Nosotros analizamos mucho a los rivales y estudiamos cómo contrarrestarlos. Yo quiero que mi equipo tenga la pelota, a mí me aburre defender y me enojo con los jugadores cuando se quieren meter atrás”, le dijo García a Zona Libre de Humo.

Ahora, La Equidad ha cambiado con respecto al de los primeros años en la A, pero tampoco esperen el juego elaborado del Barcelona de Pep Guardiola. Las estadísticas que publica la página de la Dimayor muestran que es uno de los equipos que menos pases realiza: 4.630, solo por encima de Envigado (4.290), Jaguares (4.147) y Deportivo Pereira (3.964). Su idea de juego es muy distinta.

Equidad no es un equipo que se meta atrás, o al menos no los 90 minutos. Pero su fórmula es otra: buscar solidez atrás, con dos muros defensivos, y luego juntar a hombres que tienen manejo, solidaridad y velocidad.

(Además: Dudas en Palmira sobre el partido Cali vs. Tolima)

De esa línea de tres jugadores que arma Alexis delante de sus cuatro zagueros salen muchas jugadas ofensivas, bien sea tocando o lanzando balones largos a Larry Angulo, un jugador al que el DT cambió de puesto y se volvió clave. En Medellín, el año pasado, era volante de primera línea. Ahora, varios metros más adelante, tiene llegada, media distancia y gol.

Otro gran mérito de Alexis fue que tuvo que rearmar su equipo, porque la base con la que peleó título el año pasado se le fue: Diego Novoa, el portero titular de 2020, pasó al América, y García rescató a Cristian Bonilla, que había renunciado a Millonarios. Andrés Murillo, uno de sus centrales titulares, pasó a Millos y el DT rescató a Jefferson Mena, que venía de estar parado casi un año.

Diego Herazo

Diego Herazo, goleador de La Equidad.

Foto:

Dimayor – Vizzor Image

Pero también se le fueron Joan Castro y Matías Mier, a Junior y Medellín, respectivamente, y, además, en plena campaña, Pablo Sabbag, su goleador, fue transferido a Estudiantes de La Plata. Alexis le ha sacado mucho jugo a Diego Herazo, que no solo es el goleador del equipo sino uno de los más solidarios en la cancha.

A pesar de todo ello, Alexis sigue peleando contra el estigma de que La Equidad es chico y defensivo.

“Hay gente que le da mucha rabia que los equipos grandes no puedan ganar. Este es un equipo que se defiende bien y ataca igual, por algo tenemos uno de los goleadores del torneo. Hay muchos hinchas con micrófono que magnifican lo que hace su equipo; Equidad no tiene defensores. Esto es de futbolistas, no hay que llorar tanto y lo que hay es que trabajar”, explicó.

José Orlando Ascencio
Subeditor de Deportes
@josasc

Más noticias de Deportes

– Sin piezas clave: así viaja River Plate a Colombia

– Definidos los rivales de Cabal y Farah en el Madrid Open

– ¡Escándalo! Duras acusaciones de las hermanas de Maradona