Hace 33 años, la Selección de Maturana deslumbraba en Europa

Francisco Maturana asumió la dirección técnica de la Selección Colombia en 1987 y partió en dos la historia de nuestro fútbol. A partir de la Copa América de Argentina, el equipo se ganó el respeto del mundo de este deporte. Pero hubo otro hito en ese proceso: la gira por Europa en mayo de 1988, para enfrentar a Escocia, Finlandia e Inglaterra. 

Diego Barragán era el preparador físico de ese equipo, que comenzó a ganarse, primero, los aplausos en todos los estadios, y luego, en 1989, logró la clasificación al Mundial de Italia, la primera de Colombia en 28 años. Barragán cuenta así, en primera persona, cómo fue esa gira: 

(Lea también: El lío judicial al que se enfrenta Juan Román Riquelme)

«Un poco extenso, pero amerita enterarse de la historia de la Selección nuestra. Sí, no sé escribir de la mejor manera, no soy periodista, pero sí convencido de un país que no valora o no cree en la historia. Para mí, personalmente, fue un paso grande en mi carrera deportiva: recién llevaba 7 años y 1 mes de haberme graduado en Uruguay.

«El fútbol colombiano viajaba por primera vez a competir a Europa, a la Sir Stanley Rous Cup (torneo internacional), con todas las dificultades de la época: primero, no viajar adecuadamente, porque se hacía en la clase económica, con asientos estrechos, que no importaba, pero era época en que se permitía fumar en esa clase y para un deportista no era lo adecuado.

Diego Barragán

Diego Barragán

Foto:

Archivo EL TIEMPO

«Además, lo ideal es viajar con días de anterioridad, por hablar solamente de cambio de horario: seis horas de diferencia (acá hoy las 9 a. m., allá, las 3 p.m.). No se hizo por un tema de ahorro económico de días, hotel, alimentación, viáticos, etc.

«Llegamos en la noche (8 p. m.), después de más de 7 horas de viaje. No querían ni cenar los jugadores: todos querían ir a dormir, pero por ese cambio de horario, tenía que cansarlos más para acostarlos 11, 12 de la noche de Europa (5 p.m. de Colombia). Así lo hicimos para habituarlos al nuevo horario.

«Ahora, el 17 de marzo de 1988 fue la primera y única vez que me costó levantar al grupo: no sabían ni donde estaban: en Colombia era la madrugada. Levantados a desayunar sin cafecito ni huevos, porque en el Viejo Continente no se utiliza la forma de desayuno de los colombianos.

(Además: Ataque feroz del papá de Gallardo al penalti ‘picado’ de Cardona)

«Terminando el desayuno, nos fuimos a entrenar el mismo día del partido: estaban tan dormidos que hicimos un futbol recreativo y el primer gol lo hizo el Preparador Físico.

«De regreso al hotel, almuerzo, descanso y salida nuevamente al Hampden Park de Glasgow (lugar donde se realizó una película de futbol famosa, A Shot of Glory) para el partido.

«Frente a frente, Selección de Escocia vs. Selección Colombia a las 20:00 horas: ni 24 horas cumplimos y ya nos enfrentábamos de tú a tú con los escoceses, con el arbitraje del portugués Vitor Fernandez Correia y jueces de línea alemán y francés, ¡como para protestar algo con ellos!

EL TIEMPO del 18 de mayo de 1988

Así registró EL TIEMPO el partido entre Escocia y Colombia.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

«Al final la anécdota de la protesta de Francisco (Maturana) y Hernán (Gómez): finalmente ‘Bolillo’ se vio parte del partido al lado del director técnico rival.

«Esa selección escocesa era fuerte, grande, recia, con jugadores en las diferentes ligas como la inglesa, la francesa y la alemana. Jugadores como Leighton, Gillesple, Nicol, Johnston, Sharp, MacLeod. Nosotros, con buen orden, buen futbol y jugando sin temor de tu a tu y la mayoria o casi todos en la liga colombiana.

«Ellos, con conocimiento, creo yo, de nuestra Copa América en 1987, en la que le ganamos, justamente, a Argentina, con Bilardo y Maradona incluidos.

(Le puede interesar: River, una bomba de covid: no tendría equipo completo contra Santa Fe)

«Nosotros llevamos 19 jugadores. Arqueros: Higuita y Niño. Defensas: A. Escobar, A. Mendoza, Herrera, Hoyos, Gil. Gómez, Perea. Mediocampistas: R. Pérez, A. García, Valderrama, Redin, Coll, L. Álvarez, Didí Valderrama. Delanteros: Iguarán, J.J. Galeano, Tréllez, J. Arango.

«Además, viajaron Francisco Maturana y Hernán Gómez, el Medico Tobón, el Gerente Builes y Gustavo Moreno (el dirigente), Francisco Jaramillo, J. J. Restrepo como auxiliares. Va para ellos mi aplauso y reconocimiento.

«El partido terminó 0-0 y el estadio Hampden Park estalló en un aplauso sonoro a la Selección Colombia, no solo por su fútbol, sino por la lealtad para enfrentar al rival. Hubo reconocimiento para Colombia: solo conocían a Valderrama, ‘El Pibe’, y las noticias exageradas y escasas de nuestro país: muchos creían que vivíamos en la selva, de taparrabo y matándonos.

(En otras noticias: Imponente victoria de María Camila Osorio en Serbia)

«Ellos no sabían ni la capital de Colombia, ni que teníamos 2 océanos, tantas montañas y gente tan amable y correcta, porque no se negó un saludo, o entrevista, o foto con nadie; ni niños ni adultos que se acercaron tranquilos por nuestra humildad y decencia, características de la época colombiana.

«De Glasgow, fuimos después a Helsinki (Finlandia), donde jugamos a las 48 horas, el 19 de mayo, en el Olimpia Stadium: fue el primer triunfo en Europa: por 1-3. Y luego, el 24 de mayo, jugamos en en el ‘templo de fútbol’, el estadio de Wembley, algo soñado con el empate con la selección Inglaterra (campeona del mundo en 1966), con el aquel famoso gol de cabeza de nuestro hijo y hermano Andrés Escobar (QEPD). Años después, René Higuita hizó allí el ‘Escorpión’».

DEPORTES