Fútbol en Suramérica, en lucha contra el covid-19

El fútbol suramericano trata de seguir adelante en medio de un nuevo brote de covid-19, que ha complicado la situación en esta parte del continente.

La pandemia obligó a parar los torneos de clubes el año pasado durante seis meses e hizo aplazar el comienzo de la eliminatoria para Catar 2022 y la Copa América, que estaba prevista para mediados del año pasado en Argentina y Colombia.

Le puede interesar: (El drama del descenso: el escenario que le espera a Pereira o Chicó)

Finalmente, tanto la Copa Libertadores como la Suramericana del 2020 llegaron a buen término, incluso con acceso restringido de público a los estadios en las dos finales.

La Copa Libertadores femenina también se jugó, aunque a puerta cerrada. Y, aunque hubo que aplazar la fecha de marzo de las clasificatorias al Mundial, por la situación sanitaria en Europa, la idea es tratar que el desarrollo de la edición 2021 de los cuatro torneos se pueda hacer sin mayores inconvenientes, aunque siempre pendientes de lo que ocurra en cada país.

La Conmebol anunció el martes que la empresa china Sinovac donará 50.000 dosis de su vacuna contra el covid-19, gracias a la gestión del Gobierno de Uruguay.

“Es la mejor noticia que puede recibir la familia del fútbol sudamericano, a la que debemos nuestros mejores esfuerzos en la Conmebol. Es un paso adelante enorme para vencer la pandemia de covid-19, pero no significa de ningún modo que vayamos a bajar la guardia”, declaró el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

El proceso de vacunación, que incluirá a todos los planteles de primera división de los diez países afiliados a la entidad, está previsto para comenzar en mayo, cuando lleguen las vacunas a Suramérica.

“El Consejo de la Conmebol dispuso que arranquen los trabajos de organización y logística del operativo de inmunización. Para ello se conformará una comisión ad hoc con representantes de todas las asociaciones miembro que tendrá bajo su responsabilidad ajustar los aspectos jurídicos, administrativos, técnicos y médicos del proceso de vacunación”, dijo la entidad en un comunicado de prensa.
Líos con las Copas

Le puede interesar: (¡De otro planeta! Vea el golazo de Hugo Rodallega)

Sin embargo, en el caso de las Copas Libertadores y Suramericana sí hay una complicación. El Ministerio de Salud tiene restringidos los vuelos desde y hacia Brasil para evitar la propagación del linaje P1, que genera mayor contagio y mayor mortalidad.

Esta situación afecta a tres de los equipos colombianos participantes en la Libertadores: Junior y Santa Fe deben enfrentar a Fluminense, y América de Cali, al Atlético Mineiro.

Junior vs. Bolívar

Acción del partido Junior vs. Bolívar

En la misma situación están los dos clubes que siguen en competencia en la Copa Suramericana: Tolima juega el jueves contra Bragantino y La Equidad, contra Gremio, ambos como visitante. Justamente, estos equipos sacaron ayer un comunicado en el que expresaron: “A la fecha no es posible concretar la logística para cumplir dichos encuentros, incluyendo los vuelos chárter solicitados por la organización de la competencia, presupuestados para el martes 20”.

Los clubes piden ayuda a las autoridades para poder cumplir. Aclaran que se exponen a sanciones de la Conmebol.

Al respecto, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, dijo el viernes: “En Copa Libertadores hemos tenido avances. Acabo de salir de una reunión con el ministro (Ernesto) Lucena, con Conmebol, el presidente (Alejandro) Domínguez y (Ramón) Jesurún, y analizamos la situación de la Copa Libertadores. El lunes vamos a tener una reunión del más alto nivel, en la cual se va a hacer una definición que estaremos comunicando al país respecto a la posibilidad de la realización y protocolos. Todavía no hay definición, pero el lunes al final de la tarde vamos a tener una”.

Ya en esta edición de la Libertadores, la Conmebol ha tenido que mandar a algunos clubes a jugar como locales fuera de sus respectivos países: Ayacucho, de Perú, jugó contra Gremio en Quito, e Independiente del Valle enfrentó al mismo rival en Asunción.

Esa podría ser una alternativa si se mantienen las restricciones.
Copa y eliminatoria En el caso de la Copa América, el ambiente se sacudió el jueves con una declaración del presidente de Argentina, Alberto Fernández, que sembró dudas sobre la realización del torneo.

“Yo no quiero frustrar el espectáculo de la Copa América, pero quiero que seamos muy sensatos. Tenemos un tiempo para adelante para analizar”, dijo Fernández a Radio 10. “Me preocupa lo que pasa con el fútbol, y eso que los planteles con más contagios ni salieron del país”, agregó.

Le puede interesar: (La estrella del ciclismo colombiano que venció al covid)

Al respecto, el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, le dijo a EL TIEMPO: “La Copa América sigue en pie como está planteada desde el principio, Argentina-Colombia. Nosotros seguimos trabajando de la mano de Conmebol y de la Federación Colombiana de Fútbol y, obviamente, articulándonos con el Gobierno de Argentina para que las cosas nos salgan de la mejor manera”.

El otro tema que preocupa en Conmebol es cómo se podrán jugar los partidos de eliminatoria que no se pudieron disputar el pasado marzo. Desde el viernes corre la versión de prensa de que la Conmebol buscaría que esos partidos aplazados se jueguen en septiembre u octubre de este año, y no en junio. Así las cosas, Colombia enfrentaría próximamente a Perú y Argentina, y más adelante cumpliría sus duelos contra Brasil y Paraguay.

Deportes