Bacca, el colombiano más veces campeón de la Liga Europa

Carlos Bacca estuvo a punto de abandonar el fútbol por falta de oportunidades. En el Junior lo desecharon y luego se abrió paso a punta de goles. No ha tenido tanta difusión como otros artilleros colombianos, pero sí que le ha rendido. Este miércoles levantó su tercer título de la Liga Europa, ahora con el Villarreal. 

Bacca, de 34 años, tuvo que trabajar mucho para cumplir sus sueños. A los 15 años ya jugaba Primera C, en un equipo llamado El Porteño. 

Por esa misma época estuvo en Junior y no se quedó. «Una mañana yo mismo lo llevé a la sede de Bomboná (Malambo). Lo metieron sobre el final y marcó tripleta. Al día siguiente hizo dos, uno de ellos olímpico, y al otro marcó tres. Sin embargo, el ‘pelao’ se decepcionó cuando otro técnico dijo que no podía tenerlo porque el cupo estaba completo», le contó Juan Manotas Correa, porteño emparentado con los Bacca, al periodista Estewil Quesada, en 2010.

(Le puede interesar: ¡Egan supera la crisis en el Giro y mantiene el liderato!)

Bacca estuvo también en Uniautónoma, cuando el equipo estaba en la C y luego estuvo en dos equipos aficionados, Aurora y Transporte Puerto Colombia. Mientras se abría paso, trabajó como cobrador de buses intermunicipales.

Hugo Quiroz, un pariente de la que ahora es su esposa, lo recomendó para volver a Junior. Pero el técnico de las divisiones menores del equipo, Petar Kosanovic, hizo que lo cedieran al Minervén, de Venezuela (donde fue goleador de la segunda división y obtuvo el ascenso), y al Barranquilla, en la B, antes de, por fin, consolidarse en el primer equipo ‘tiburón’.

Carlos Bacca

El delantero colombiano Carlos Bacca celebró con el Sevilla de España al vencer en la final al Benfica de Portugal.

Foto:

AFP / Archivo / ETCE

Tuvo tres años fulgurantes en Junior: ganó dos títulos y fue dos veces goleador de la Liga local. Eso hizo que el Brujas de Bélgica lo contratara en enero de 2012. En su primera temporada completa allí, la 2012-13, fue goleador y campeón de la Liga. 

El Sevilla lo contrató en 2013 y con ese club ganó dos veces la Liga Europa, ambas bajo el mando del mismo técnico que hoy lo dirige en Villarreal, Unai Emery: en 2014 vencieron al Benfica por penaltis, tras un 0-0 en los 120 minutos (marcó el primero en el desempate).

Y en 2015 fue la gran figura de la final, al conseguir dos goles contra el Dnipro Dnipropetrovsk, para la victoria por 3-2. Qué curioso: esa final también fue en Polonia, aunque se jugó en Varsovia. 

Del Sevilla pasó al Milan, donde estuvo dos temporadas, y luego regresó a España, donde lleva cuatro temporadas con el Villarreal, con 141 partidos jugados y 43 goles anotados.

(En otras noticias: Atención: Zidane ya habría tomado su decisión en Real Madrid)

Ahora, el atacante nacido en Puerto Colombia celebra un nuevo título de la Liga Europa, para convertirse en el colombiano más ganador del torneo, superando a Faustino Asprilla (ganó dos con Parma, cuando se llamaba Copa Uefa, en 1995 y 1999), Amaranto Perea (obtuvo dos con Atlético de Madrid, en 2010 y 2012) y Radamel Falcao García, que celebró con Porto en 2011 y Atlético en 2012. 

DEPORTES