Atención: nuevo fuerte golpe a la Copa América en Colombia

La Copa América en Colombia recibió este miércoles otro duro golpe y, según le dijo una alta fuente del fútbol colombiano a EL TIEMPO, está cada vez más difícil su organización en el país. 

La información se da justo el día en que dos partidos de la Copa Libertadores están en alerta por diferentes protestas, en Pereira y Barranquilla, en el marco del paro nacional.  

(Le puede interesar: Tenso arranque de Junior vs. River con desorden afuera del estadio)

Según la fuente, en la mañana de este miércoles 12 de mayo tres de los más importantes patrocinadores de la Copa América le habrían dicho a la Conmebol que ellos «no iban a participar en un torneo en un país de tan difícil situación de orden público y cuestionado por importantes organismos internacionales de no respetar los derechos humanos». 

EL TIEMPO conoció los nombres de los tres patrocinadores, pero se abstiene de publicarlos al no poder cotejarlos con ellos hasta el momento.

La decisión sería un golpe casi que definitivo para la intención del gobierno colombiano y la Conmebol de garantizar la organización del torneo de selecciones en nuestro país.

(Lea además: Mindeportes responde a versiones sobre nueva alarma para Copa América)

Protestas en el Romelio Martínez 12 de mayo

Protestas en el Romelio Martínez 12 de mayo

Foto:

Vanexa Romero / EL TIEMPO

Las dudas para su realización en Colombia vienen creciendo desde hace semanas, coincidiendo con las protestas que se llevan a cabo en el país. 

Incluso, la semana pasada la Conmebol, en acuerdo con el Gobierno y la Federación de Fútbol, decidieron sacar del país los partidos de las copas Libertadores y Suramericana que se debían jugar en Colombia, para no poner en riesgo la Copa América, tal como lo dijo Gonzalo Belloso, Secretario General Adjunto de Fútbol y Director de Desarrollo de la Conmebol. 

La Conmebol quería prevenirse ante cualquier posible incidente que dejara en jaque el desarrollo del torneo en Colombia, que está programado del 13 de junio al 10 de julio de este año. 

Sin embargo, esta semana se programaron partidos de la Copa Libertadores que este miércoles han generado nuevas dudas. El partido Junior y River estuvo todo el día bajo amenaza por protestas de ciudadanos que exigían que no se jugara fútbol en medio de la difícil situación en el país. Finalmente sí se jugó pero tuvo interrupciones por gases lacrimógenos lanzados afuera del estadio.  

(Le puede interesar: La imagen de Gallardo en medio de las protestas en Barranquilla)

Mientras tanto, en Pereira grupos de aficionados bloquearon la salida del hotel del club Nacional de Uruguay hacia el estadio Hernán Ramírez Villegas, para su partido contra Atlético Nacional. La consigna era la misma, que no se jugara fútbol. 

(Lea además: En alerta el partido de Atlético Nacional en Pereira por protestas)

La alta fuente que habló con EL TIEMPO, y que pidió no ser identificada, añadió que «este es un mensaje terrible para el país, vamos a quedar como los parias del continente, donde no se respetan los derechos y donde es imposible jugar». 

Pensaban en tener público 

Según también supo EL TIEMPO, este martes hubo una reunión entre autoridades del fútbol y el Ministerio de salud, en la que se evaluaba la autorización para permitir entre un 40 y 50 por ciento de público en la final de la Copa. 

En las ultimas semanas se ha dicho en versiones de prensa que Chile o Paraguay podrían reemplazar a Colombia para el torneo. Además, Argentina vive una dura situación por covid-19 que también generó especulaciones sobre su organización.

(Lea además: La imagen de Gallardo en medio de las protestas en Barranquilla)

Como antecedentes, ya Chile, en el marco de las protestas sociales que vivió en 2019, perdió la sede de la final de la Copa Libertadores de ese año.  

Algunos medios dicen que este jueves habría un consejo extraordinario de la Conmebol para abordar el tema de la Copa América. Fuentes del organismo le dijeron a este diario el martes que es una reunión ordinaria para tratar asuntos como la eliminatoria, la Copa Libertadores y la Copa Suramericana e insistieron en que las sedes siguen firmes. 

Pero hay un problema adicional para el fútbol colombiano y es que con todos estos hechos queda en riesgo la recta final del campeonato profesional, que de momento no ha podido realizar el partido entre Cali y Tolima en la vuelta de cuartos de final. «Si ni siquiera se puede jugar en Pereira, entonces….», dijo la fuente consultada. 

DEPORTES

Lo invitamos a leer además

Increíble detalle de un hincha para James Rodríguez

Muriel empuja al Atalanta a una nueva victoria

‘Si Gallardo le da oportunidad, tiene que aprovechar’: papá de Flabián